[Phubbing o ningufoneo] Cómo la adicción al móvil puede afectar a tus relaciones personales

Índice de contenido

¿Cuántas veces has sentido que estás hablando con una persona que no te hace ni caso?

Vamos, que pasa de ti. 

Estoy segura de que sabes de qué hablo: estás en plena conversación, y de pronto sucede algo.

El sonidito de una notificación.

Y en la cabeza de esa persona se produce un clic mental.

  • Desconecta de lo que estáis haciendo.
  • Pierde el contacto visual.
  • Y vuelca toda su atención en su teléfono móvil.

De pronto has dejado de existir para ella. Y tú te quedas con un palmo de narices y hablando con… el aire.

giphy

Sentirse ignoradx de esa forma no es plato de gusto para nadie, así que si ese tipo de situaciones se repiten con frecuencia es muy posible que pase factura a las relaciones personales. 

Pues eso es lo que hace el phubbing o ningufoneo, y por eso es importante estar prevenidx y saber cómo actuar.

Como últimamente veo en mi consulta muchas conductas de este tipo y es algo que me preocupa, me he embarcado en una serie de posts sobre la adicción al teléfono móvil y sus consecuencias. 

Ya puedes echar un vistazo a: 

Y seguiré dándote contenido, así que ¡stay tuned!

Pero ahora vamos a ver qué pasa con esto del phubbing

✅ Qué es el phubbing y por qué el ningufoneo puede acabar con tus relaciones (o hacerles bastante daño)

Si nunca antes habías oído hablar de este concepto, deja que te dé una sencilla definición de phubbing:

El phubbing es el hecho de ignorar a las personas y, en general, a nuestro entorno porque estamos centrados en nuestro teléfono móvil.

Seguro que, si te fijas, a tu alrededor verás muchos ejemplos de phubbing:

  • Esa pareja que está sentada en una terraza, cada unx con la vista pegada a su móvil.
  • Lxs compañerxs de trabajo con quienes te tomas un café y no dejan de atender las notificaciones.
  • Algunxs de tus amigxs, que aunque estéis en grupo se aíslan y solo tienen ojos para su teléfono.

La palabra es una mezcla de phone y snubbing, algo que podemos traducir como ignorar, pero con un matiz de desplante o desaire que causa malestar en la otra persona, provoca una situación incómoda y puede tomarse incluso como gesto de poca educación. 

En español lo llamaríamos ningufoneo.

Como ya estás viendo, el phubbing no le sienta muy bien a las relaciones personales, porque si estás con alguien, pero: 

  • No logras captar su atención.
  • Desvía constantemente la mirada al móvil.
  • Te contesta con monosílabos.

¿Cómo te sentirías?

Pues imagino que no muy a gusto, y te quedarías pensando que no le interesa tu conversación ni tu compañía.

Si esto es lo que ocurre habitualmente, vuestra relación no va a hacer más que empeorar. Y el problema es que parece que este tipo de comportamientos tienden a normalizarse…

👉 Si haces phubbing… así es como te afecta

Si pensabas que te iba a salir gratis, siento decirte que no es así. El phubbing tiene consecuencias físicas y psicológicas. Te cuento algunas:

  • Déficit de atención: claro, porque tu cerebro se acostumbra a recibir muchísimos microestímulos, sin tiempo para procesarlos. No se centra en los temas, sino que pasa muy rápido de una cosa a otra sin profundizar.
  • Bajo rendimiento escolar o laboral: por lógica, el tiempo dedicado al móvil hay que sacarlo de alguna parte. Los estudios o el trabajo pueden resentirse.
  • Aumento de los conflictos: normal, ¿no? Si no prestas atención a tu pareja ni aunque te la pida, si ignoras a tus amigxs cuando estás con ellxs… acabarán, como poco, mosqueadxs contigo. 
  • Pérdida progresiva de habilidades sociales: el aislamiento continuado hace que relacionarse con personas de carne y hueso a veces te parezca un tostón. El móvil es un lugar más seguro y cómodo.
  • Inestabilidad emocional y peor gestión de las emociones: derivado del punto anterior. Si pierdes habilidades sociales tendrás más dificultades, por ejemplo, para afrontar conflictos. ¿Te acuerdas de aquello de “hablando se entiende la gente”? Pues eso también hay que entrenarlo.
  • Depresión y ansiedad: cuando la maquinaria mental se desequilibra, puedes encontrarte con estas sorpresas no deseadas. Mi consejo, trata de no llegar hasta ese punto.

Lo mejor es que, cuanto antes, trabajes para ser consciente del uso excesivo del móvil y pongas en marcha los mecanismos necesarios para equilibrarlo.

👉 ¿Es lo mismo ningufoneo que nomofobia?

No, son dos conceptos diferentes y es importante aclararlos.

Cuando hablamos de ningufoneo nos referimos a que la persona se aísla del exterior y solo presta atención a su teléfono móvil, con las repercusiones que esa conducta pueda tener tanto en él o ella como en su entorno.

En cambio, la nomofobia se refiere a la ansiedad que padecen algunas personas cuando no están conectadas por la razón que sea. Por ejemplo, porque se han olvidado el teléfono, se han quedado sin batería o simplemente no hay cobertura. 

En cualquiera de los dos casos es importante prestar atención, porque podemos estar hablando de síntomas de una adicción al móvil que puede tener distintas ramificaciones.

✅ ¿Eres tú el que ningufonea a los demás? Cuidado, puedes estar haciéndoles daño

La única manera de saber si estás haciendo phubbing a otras personas es que seas consciente del uso que haces de tu dispositivo móvil. Es decir, que no lo utilices como lo haría un “yonki” del smartphone, en piloto automático. Si es así, lo más seguro es que no te enteres de lo que ocurre a tu alrededor, y menos si estás desatendiendo a una persona. 

El remedio para eso (y para muchas otras cosas) está en que te ejercites en ser más consciente del aquí y el ahora:

  • Saber qué estás haciendo: no lo digo en broma. ¿Cuántas veces has cogido el móvil para mirar…? ¡Anda!, ¿qué era lo que ibas a mirar?
  • Y por qué lo estás haciendo: ¿es eso de verdad lo que quieres hacer en este momento? ¿O deberías estar trabajando/ estudiando/ atendiendo a la película/ escuchando lo que te está contando tu madre?
  • Pon tu atención en cada cosa que hagas: de esa manera el presente cobra su auténtica dimensión y aprendes a disfrutar de los detalles.
  • Acostúmbrate a mantener el contacto visual: si hablas con otra persona, mírala. Es una forma de generar empatía y percibir mejor la comunicación. Te resultará más difícil desviar la atención al móvil.

Poner el foco de atención en lo que estás haciendo te conecta con tu entorno y con las personas, y es clave para volver a tomar el control de la situación.

Para que tengas más herramientas, te dejo una explicación de qué es el mindfulness y cómo puedes practicar la atención plena. 

✅ ¿Te están haciendo phubbing? Así puedes pararlo

Lo primero que tienes que pensar cuando alguien te ningufonea es que posiblemente no se está dando cuenta.

Es decir, no hay mala intención en ello. Tampoco quiere fastidiarte o hacerte daño.

Eso ya te pone en una actitud mental favorable y te permitirá manejar la situación con amor y paciencia. 

Piénsalo así: casi seguro se trata de una persona con algún grado de dependencia del móvil. Eso quiere decir que, de pronto, va a sentir el impulso de conectarse.

Y da igual lo que esté haciendo. Lo interrumpe.

Ahora te voy a decir algo que quizá te haga comprender mejor lo que está ocurriendo: si una persona te ningufonea, sería normal que pensases que es porque no le interesa tu compañía y por eso se aísla con su móvil.

Lo paradójico es que precisamente elige el móvil ¡para no sentirse aisladx! Se conecta para no perderse un evento, un comentario, una conversación en una red social…

Ese tipo de actividad proporciona sensaciones gratificantes de conexión e inclusión, aunque por otra parte esté ignorando a una persona de carne y hueso que tiene al lado. 

¿Ves por dónde van los tiros?

En cualquier caso, ya con una visión más amplia, si una persona a la que aprecias te hace phubbing (tu pareja, por ejemplo) debes hacerle saber cómo te hace sentir eso.

Como te dije, es muy posible que no sea consciente, de modo que evita los juicios y no hagas lo que en lenguaje de andar por casa llamaríamos “ir a la yugular”. Simplemente:

  • Si estás molestx, díselo.
  • Si te hace sentir ignoradx, díselo.
  • Si necesitas que os deis tiempos sin interrupciones digitales, díselo.

La buena comunicación es el mejor comienzo para establecer nuevas bases de relación.

Si quieres ir más allá, aquí te hablo de mindfulness y amor, y de cómo trabajar tu relación de pareja para que sea más sana y consciente.

✅ Si quieres dejar atrás el phubbing o ningufoneo, necesitas un poco de detox digital

Aunque a lo mejor ahora te parezca imposible reducir la dependencia del móvil (porque crees que es imprescindible que te acompañe hasta cuando vas al WC) te aseguro que se puede mantener una relación saludable con él.

Después de todo, no es más que un dispositivo a tu servicio. Así que te invito a que le des el lugar que le corresponde, ni más, ni menos.

Y en eso puedo echarte una mano. Si ya estás decididx a pasar a la acción, te invito a que te inscribas en el Detox Digital Basado en Mindfulness (DDBM) de 30 días, donde aprenderás técnicas sencillas para iniciar ese camino de recuperación del equilibrio. Te aseguro que no te vas a arrepentir.

Y ya sabes que para mantenerte conectadx a mis novedades mindful, lo mejor es que te sumes a mi comunidad, el Mindful Club. No te cuesta nada (¡síííí, es gratis!) y te da mucho a cambio.

Entre otras cosas (regalitos incluidos), recibirás mis emails con experiencias y consejos mindful para el día a día.

¡Te espero!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies